Historia del Sombrero
Modas

Historia del Sombrero

...la moda cambia, el estilo perdura

Es una pieza unisex, la utilizan tanto los hombres como las mujeres como defensa contra el frío o el sol. También se utiliza de complemento en algunos casos puede indicar diferencias sociales y rituales. Antiguamente se cubrían la cabeza con una especie de tocado que no se puede considerar propiamente como un sombrero. Los antiguos egipcios llevaban sobre la cabeza un casquete de cuero o de tela, el faraón cubría la peluca normalmente con un amplio pañuelo listado, pero en las ceremonias oficiales llevaba una tiara blanca o un gorro rojo.

 

En Mesopotamia se usaban turbantes o birretes de piel, los sacerdotes israelitas llevaban un sombrero cónico, alto, de color blanco. Durante la época minoica las mujeres de Creta adornaban sus cabezas con tocados de formas variadas. Más tarde en Grecia, y después en la ciudad de Roma, no existió una prenda exclusivamente para cubrirse la cabeza ya que era frecuente cubrirse con amplios mantos. En la Edad Media las mujeres ponían a veces en sus cabellos cintas entrelazadas, plumas o flores, El traje medieval masculino incluía una amplia capucha que caía sobre la espalda, más tarde se sustituyó por una especie de birrete estrecho en la frente y provisto de una cola que colgaba a derecha o a izquierda.

historia del sombrero

El verdadero sombrero nació en el siglo XIV y adquirió gran popularidad en toda Europa, aunque sus formas variaron de un país a otro. En el renacimiento encontró en el sombrero su complemento más suntuoso, los materiales preferidos fueron el terciopelo o el paño, adornados con plumas, cintas y piedras preciosas. Más tarde apareció la moda de la peluca en el siglo XVII, utilizada principalmente en algunos países y para mostrar el rango de reyes y de la aristocracia. Empezó a diseñarse el sombrero muy ancho y se adornó con encajes y plumas para hombres y mujeres.

La revolución francesa hizo renacer la moda de los sombreros sencillos, parecidos a cofias o birretes y adornos. El sombrero femenino del siglo XIX sirvió a una moda ostentosa, de mucha opulencia y grandes adornos. Empezó a diferenciarse claramente el masculino mucho más sobrio que el sombrero de mujer.

 

Primeros Sombreros

 

Se utilizaban de materiales el terciopelo, el raso, las plumas y el fieltro. A principios de siglo XX se incorporó el velo al sombrero que caía sobre el rostro. Fue otra manera de adornar el sombrero y darle un carácter especial.

Para los hombres, la referencia principal fue el sombrero de copa o chistera, actualmente sigue siendo un clásico de ceremonia. A finales del siglo XIX y principios del XX estuvieron de moda el bombín y el sombrero de paja. En la actualidad el sombrero se ha incorporado al traje y escomplemento que nos distingue y nos hace más elegantes. Complemento indiscutible para determinados eventos. Los modistos los adornan con ropas similares de colores a las prendas de vestir. Utilizan todo tipo de adornos, cintas, flores, pedrería, plumas, etc. Los sombreros de paja y de fieltro dan un carácter más actual y moderno, son los más usados para hombres y para mujeres.

Historia del sombrero

Años atrás era la prenda de vestir que cubría la cabeza para proteger del frío o del sol pero actualmente es un accesorio imprescindible en nuestros armarios.

Representa el accesorio que ha perdurado a lo largo del tiempo, hombres y mujeres de diferentes generaciones han identificado en el sombrero su estilo y distinción. A los hombres les gusta porque es un clásico. Sus antepasados lo lucían con sobriedad y ahora ellos lo llevan al más puro streetstyle.

Hoy en día, los jóvenes también se han subido a la tendencia y lo llevan como elemento de modernidad y accesorio perfecto principalmente en gorra. Rompen su aspecto con diseños divertidos, coloristas y modernos. Parecido pasa en las mujeres que buscan completar su look con accesorios que aporten elegancia y modernidad, el sombrero es uno de ellos. Las mujeres sofistican el sombrero y lo convierten en un complemento al más estilo personal, hacen que se convierta en un complemento exclusivo y único.