Llevar sombreros con estilo
Modas

Llevar sombreros con estilo

En nuestro blog os vamos a enseñar varios sombreros y consejos para llevarlos adecuadamente

 

Los sombreros son el complemento imprescindible y muy llamativo. El tipo de sombrero hace que el estilismo cambie y el resultado final sea muy favorecer para visualizar un estilo más desenfadado, o un estilo más de invitada. Las flores grandes, pequeñas, los colores llamativos, o más pasteles, las cintas, plumas, se convierten en protagonistas.

 

Sombreros que deslumbran

 

El tipo de sombrero hace que el estilismo cambie y el resultado final sea muy favorecer para visualizar un estilo más desenfadado, o un estilo más de invitada. Las flores grandes, pequeñas, los colores llamativos, o más pasteles, las cintas, plumas, se convierten en protagonistas.

Sombrero para cualquier ocasión

El protocolo de cómo vestir un sombrero de hombre o de mujer es claro y nos indica que sirve para cubrir la cabeza. Lucir un sombrero con cierta brillantez tiene unas reglas o códigos muy sencillo de uso.

El tamaño decrece a medida que avanza la hora del día. Es decir por la mañana podemos lucir modelos más vistosos como pamelas, etc. Acercándose la noche es imprescindible que el sombrero sea más pequeño. Los trajes de noche y largo no admiten sombrero.

El sombrero debe ir conjuntado con el resto del vestuario y con propias facciones y estilo de la persona que lo luce. De otra manera, no quedará integrado y con la gracia que le caracteriza.

 

Sombreros tendencia primavera

 

El ala del sombrero debería hacer sombre para tapar los ojos. Los excesivamente grandes son molestos y muy difíciles de llevar.
Las caras más redondas deberían lucir un sombrero pequeño que el ala no sea grande y con una copa más bien alta y para las facciones y caras más alargadas optar con sombreros de ala más ancha y copa más baja.
Tejidos livianos, rafia, paja o de materiales similares deben dejarse para épocas como la primavera o el verano. El fieltro, y materiales de más abrigo para el invierno. La piel puede lucirse en cualquier época del año.
El sombrero no se quita en ningún momento ni en la ceremonia ni en la celebración. Si son molestos por las dimensiones se puede hacer una excepción.
Debe ser favorecedor, no olvidemos que el aspecto del sombrero es imprescindible. Hay que elegir un modelo que se adapte a nuestra fisonomía y nuestro estilo y vestuario.